Foto cortesía

10 días dio la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) al Vaticano y aquellos que se desenvuelven como mediadores, para conseguir que el Gobierno se muestre con una verdadera disposición para dialogar y cumplir los tratos acordados entre las partes.

El 11 de noviembre sería la fecha definitiva en la que se realizaría la reunión para el proceso exploratorio del diálogo, y en el que se busca entender si hay una claridad absoluta, acerca de si el Gobierno está o no dispuesto a cooperar por el desarrollo del país.

El portavoz del anuncio, fue el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, que aprovechó la oportunidad no sólo para dar el ultimátum, si no para desmentir las acusaciones hechas por el Gobierno en la que se señala al partido, Voluntad Popular (VP) como un promotor de terrorismos, vandalismo y caos.

Guevara también apuntó a los miembros del oficialismo por intentar ilegalizar la militancia de la tolda naranja, con métodos que atentan contra el derecho de los votantes y de los partidos para participar en los comicios regionales, cuya fecha, aún es incierta.

Fuente – El Carabobeño