Foto Referencial

Tras 51 días de detención, el presidente de la junta administradora del Consorcio Industrial Venezolano de Tecnología China (Civetchi), José Ramón Hernández Gil, fue acusado por el Ministerio Público por presuntamente haber incurrido en irregularidades en la venta de 89 vehículos a la empresa Venezuela Productiva.

Las fiscales 67ª nacional y auxiliares, Rubí Padrón, Doris Sánchez y Mercedes Cabrita, respectivamente, acusaron a Hernández Gil por la presunta comisión de los delitos de peculado doloso y defraudación tributaria.

En el escrito presentado ante el Tribunal 2º de Control de Carabobo, las representantes del Ministerio Público solicitaron la admisión de la acusación, el enjuiciamiento del hombre y que se mantenga la medida de privativa de libertad contra Hernández, quien permanece recluido en las instalaciones de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en Valencia.

LA DENUNCIA

El pasado 23 de enero un comisario mercantil de la empresa Venezuela Productiva acudió a la sede de la Dgcim para denunciar una serie de irregularidades detectadas en la compra de 89 vehículos con la ensambladora Civetchi en agosto de 2016. Hernández Gil habría entregado los vehículos sin sus respectivos cauchos de repuesto. Al parecer tampoco realizó el pago por impuesto al lujo correspondiente a este tipo de transacciones.

Adicionalmente, se corroboró que 33 de los autos comercializados presentaban diversos desperfectos. El presidente de Civetchi fue detenido el 4 de febrero por efectivos de la Dgcim, en su domicilio situado en el conjunto residencial Prisma del municipio Los Guayos, en Guacara. (Con información de Finanzas Digital)

Fuente – El Carabobeño