El futbolista venezolano Fernando Aristeguieta afirmó este miércoles que en Venezuela ya no se vive una represión sino un genocidio.
A través de un vídeo publicado en la red social el delantero de la selección nacional lamentó la muerte de quien fuera su amigo Miguel Castillo.
En un tuit afirmó que a los responsables de este asesinato no les alcanzará la vida para pagar todo lo que han hecho.

Fuente – El Carabobeño