Foto: Archivo

El portugués Bernardo Silva, el primer gran fichaje del Manchester City para la próxima temporada, se mostró hoy entusiasmado por poder trabajar con el español Pep Guardiola, un entrenador que “siempre” le gustó “mucho”.

“Todo el mundo sabe el trabajo que hizo Guardiola y el que está haciendo ahora. Siempre fue un entrenador que me gustó mucho y también por eso estoy muy feliz de haber elegido el Manchester City”, afirmó durante una rueda de prensa en Oeiras, a las afueras de Lisboa, donde está concentrado con la selección de Portugal.

El joven de 22 años admitió la presión adicional que deriva del precio pagado por su fichaje, unos 60 millones de euros, para el club inglés.

“Sé que las personas dan mucha importancia a este tipo de cosas, sé que eso aumenta mi responsabilidad, pero sinceramente voy a seguir haciendo lo que he hecho hasta ahora y voy a dar lo mejor de mí”, aseguró.

El medio admitió también que estará “muy contento” si el portero brasileño Ederson, del Benfica, también fichase por el City, como apuntan algunos medios.

“Si viniese estaré muy contento, lo conozco muy bien, tuve el placer de compartir con él algunos momentos en las categorías inferiores del Benfica. Es un gran portero y si pudiese jugar con él la próxima temporada estaré muy feliz”, admitió el ex jugador del Mónaco y de las “águilas”.

En cuanto a la selección portuguesa, Silva garantizó que el equipo está centrado en la clasificación para el Mundial de 2018 y que sólo después del partido con Letonia empezará a pensar en la Copa Confederaciones.

Aun así, reconoció que los campeones de Europa no van a encontrar facilidades en la competición que disputarán en Rusia entre el 17 de junio y el 2 de julio.

“No tenemos un grupo fácil. Rusia juega en casa, México y Nueva Zelanda son fuertes, pero lo haremos lo mejor posible. Portugal juega siempre para ganar”, concluyó. EFE.

Fuente – El Carabobeño