Luis Alejandro Borrero / @LABC7

Es una realidad grave. La peor crisis económica y social de los últimos años no es una mentira. Pero no puede saberse por la censura impuesta en medios de comunicación. “Un ejemplo es El Carabobeño, que tenía más de 80 años circulando y; hoy en el estado Carabobo no hay un medio impreso que no tenga una línea editorial afiliada al Gobierno”, denunció este martes Adriana D’ Elía, presidenta de la comisión popular de medios de comunicación de la Asamblea Nacional.

Todos los venezolanos deben convertirse en voceros de la realidad

La semana pasada la comisión de medios recibió a Carolina González. La jefa de redacción del Diario del Centro acudió por cuarta vez a esta instancia para pedirle al parlamento su rechazo ante la discriminación de papel prensa.

Se conformará una comisión para seguir denunciado las trabas en la adquisición de materia prima de medios de comunicación. “Vamos a seguir, porque el Gobierno no nos va a callar”. Todos los venezolanos deben convertirse en voceros de la realidad, pidió la parlamentaria. “usted prende un televisor con el canal del Estado y ve una realidad que no existe. Eso tenemos que cambiarlo, pero con el voto”.

El Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM), creado en 2013, monopolizó la importación y comercialización de papel prensa. Desde entonces El Carabobeño no pudo adquirir de manera independiente de sus insumos. La instancia gubernamental se negó a vender papel a los medios independientes, como El Carabobeño.

La comisión presentará un proyecto de acuerdo ante la plenaria de la Asamblea. El documento recopila los últimos hechos de censura y presión contra medios o periodistas, como la salida de las cableoperadoras de la señal de Columbia News Network (CNN) y la suspensión del semanario de El Carabobeño “La Verdad Impresa”.

Fuente – El Carabobeño