[ad_1]

Manuel Vargas | @MA_Vargas7

Las complicaciones por el aplazamiento del partido entre el Celta y el Real Madrid siguen multiplicándose. Ahora ha sido el Deportivo Alavés el que se ha manifestado y pidió formalmente a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que su partido de Copa del Rey ante los gallegos fuera también pospuesto.

El Alavés ya lo había adelantado ayer por medio de un comunicado, en el que se solicitaba que el partido entre vigueses y madridistas se llevará a cabo. Al no prosperar esto le envió un correo a la RFEF para que el partido de vuelta de semifinales de Copa (08-02-2017) también fuera aplazado, alegando que no se encontrarían “en igualdad de condiciones” que su rival.

Tanto el Celta como el equipo blanquiazul jugarían este domingo, pero por los daños en Balaídos el encuentro de los gallegos fue suspendido, por lo que llegarían con más días de descanso que el Alavés que si jugará su encuentro contra el Sporting de Gijón.

La sección jurídica del club redactó la solicitud y esta fue aprobada por el presidente, Alfonso Fernández de Troconiz, y en la mañana del domingo (05-06-2017) fue enviada al ente federativo. Por ser un día festivo no tendrá una respuesta hasta el lunes.

En el club tienen la esperanza de que la solicitud prospere, debido a que argumentos no le faltan y no existen precedentes o jurisprudencia que lo impida. Lo único que tiraría en contra sería la falta de fechas en las que se pueda disputar el duelo si es aplazado. Ya el escrito fue enviado, ahora solo les queda tener paciencia y esperar.         

Con información de AS.com

Fuente – MEREDIANO