La Sala Constitucional ordenó que el informe anual de gestión del Ejecutivo fuese consignado en el máximo tribunal, por el estado de desacato de la Asamblea Nacional. (Foto: @NestorReverol)

El vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, inició este viernes el discursó para la presentación del informe de gestión anual correspondiente al año 2016 del Tren Ejecutivo ante el Tribunal Supremo de justicia (TSJ), en el que lamentó no poder presentar su memoria y cuenta en la Asamblea Nacional. 

Por el carácter de desacato de la Asamblea Nacional, La Sala Constitucional ordenó que el informe anual de gestión del Ejecutivo fuese consignado ante el máximo tribunal del país.

Entre los logros recalcados en el balance, el vicepresidente informó que la tasa de desempleo cerró en 7,5% y que la meta para el cierre de 2017 es 4,5%. Desde hace 17 años, el Gobierno Nacional ha realizado 35 aumentos de salario mínimo.

“Fue un año 2016 difícil”, expresó el vicepresidente, que aseguró como se puso a prueba l resistencia del régimen, que tuvo que afrontar, consideró “una guerra no convencional liderada por cuatro variantes, el modelo rentista petrolero, Decreto del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, el golpe a la moneda nacional y el sabotaje a las medidas tomadas por el presidente Nicolás Maduro”.

Fuente – El Carabobeño