[ad_1]

02-02-2017 09:55:00 p.m. | Emen.- Según Resolución 004-17 publicada en la Gaceta Oficial N° 41.084 del pasado 27 de enero, fueron establecidos los puertos que se emplearán para el desembarque de las capturas realizadas durante la faena de pesca marítima, a fin de tener un eficiente control de la actividad.

El instrumento legal especifica el establecimiento de los puertos de desembarque de productos pesqueros, con el objeto de establecer las infraestructuras y espacios que en el territorio nacional se tomarán para la pesca marina, explica una nota de prensa del Ministerio de Pesca y Acuicultura.

Esta resolución se aplicará a las personas naturales y jurídicas que ejerzan las actividades de pesca marítima y realicen la descarga del producto capturado en el territorio nacional.

Es necesario acotar que para realizar las gestiones de desembarque, el pescador debe tener el certificado de captura, documento emitido por el Instituto Socialista de Pesca y Acuicultura (Insopesca) adscrito a MinPesca, que avala esta actividad durante la faena en el mar.

El pescador también debe contar con el certificado de desembarque emitido igualmente por Insopesca, el cual autentifica la descarga efectuada por un buque durante una campaña de pesca específica, en la que se discriminan las especies y volúmenes descargados.

Esta resolución se aplicará en 164 puertos de desembarque en los estados Anzoátegui, Aragua, Carabobo, Delta Amacuro, Falcón, Miranda, Nueva Esparta, Sucre, Vargas y Zulia.

En cuanto al suministro de combustible, MinPesca coordinará con el Ministerio de Petróleo los lineamientos para la presentación de los certificados de desembarque y captura por parte de los trabajadores del mar, ante las expendedurías, como  requisito indispensable para el suministro del insumo.

Es importante resaltar que quienes infrinjan lo establecido en esta Resolución, serán sancionados conforme a lo establecido en la Ley de Pesca y Acuicultura y según la magnitud del delito puede ser multa, suspensión temporal de las autorizaciones; revocatoria de las autorizaciones, o el comiso, disposición y destrucción de los recursos hidrobiológicos objeto del ilícito y de los objetos utilizados para cometerlo.

Fuente – EL MUNDO