Foto: (Referencial)

La jueza venezolana 39 de control  Karla Moreno, renunció por presión del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), al negarse a dictaminar privativa de libertad en contra de periodistas.

El pasado sábado 18 de febrero, después de una manifestación que fue promovida por el preso político Leopoldo López, los funcionaros del Sebin detuvieron a Eduardo Párraga y a Andreas Díaz, ambos reporteros gráficos y acusados de utilizar drones durante la movilización.

Es importante recordar que estos dispositivos controlados por control remoto fueron prohibidos en las manifestaciones y marchas del país  por el gobierno de Nicolás Maduro.

Moreno aseguró que no existían elementos acusatorios o de convicción como para privar a los implicados. Es por ello que a través del portal digital de Caraota Digital se pudo conocer por medio de la periodista Elyangélica González, que la titular del Tribunal 39 de Control fue presionada por la policía política para hacerla cambiar de decisión. Como no aceptó, la jueza prefirió renunciar a su cargo justo en el momento de la audiencia.

PANAMPOST

Fuente – El Carabobeño