El jugador abre su corazón y revive su pasado y presente futbolístico en un emotivo escrito en «The Players’ Tribune»

– Actualizado:

«Madrid, Mi Historia», es la emotiva carta que ha escrito Cristiano Ronaldo en el popular medio «The Players’ Tribune». Un escrito en el que repasa su pasado y presente futbolísticos y en el que cuenta intimidades familiares y personales hasta nunca sabidas, como cuando sus hermanas y su madre fueron por primera vez a verle jugar un partido de fútbol o cuando su progenitora tomaba tranquilizantes de lo nerviosa que se ponía al ver un partido de su hijo. La carta no tieen desperdicio.

ALGUNOS DE LOS EXTRACTOS DE LA CARTA

«Y es verdad, yo era muy flaco. No tenía músculo. Así que a los 11 años tomé una decisión. Ya sabía que tenía más talento que los demás. En ese momento decidí que también iba a trabajar mucho más duro que ellos. Ya no iba a jugar como un niño. Ya no me iba a comportar como un niño. Iba a entrenar con la convicción de que iba a llegar a ser el mejor del mundo.

No sé de dónde me viene ese sentimiento. Es algo que está dentro de mí. Es como una sensación de hambre que nunca se va. Cuando pierdes, es como si te estuvieses muriendo de hambre. Y cuando ganas, también te estás muriendo de hambre, pero te has comido una miga de pan. Esta es la única manera en que puedo explicarlo».

«Hay un momento con mi hijo que va a quedar grabado para siempre en mi memoria.

Cuando lo recuerdo, me emociono.

Es el momento justo después de ganar la última final de la Champions en Cardiff. Acabábamos de hacer historia. Tras el pitido final, sentí que había mandado un mensaje al mundo. Pero entonces mi hijo entró al campo a celebrar conmigo… y la emoción cambió al instante. Él estaba corriendo de un lado para otro con el hijo de Marcelo. Agarramos el trofeo juntos. Y después paseamos por el campo de la mano.

Es una alegría que jamás había sentido hasta ser padre. Son tantas las emociones pasando al mismo tiempo que es imposible describir con palabras lo que sentí. Solo puedo compararlo con aquel momento en Madeira, cuando estaba calentando en el campo y vi a mi madre y mis hermanas juntas en la grada».

….

«Después de 400 partidos con el Madrid, ganar sigue siendo mi máxima ambición. Lo es todo para mí. Creo que nací siendo así. Pero la sensación cuando gano ha cambiado. Este es un nuevo capítulo en mi vida. Tengo un mensaje muy especial grabado en mis nuevas botas Mercurial. Está justo en el talón y es lo último que veo antes de atarme los cordones e ir hacia el túnel.

Es como un último recordatorio, la última motivación.

Dice, “El sueño del niño.”

Puede que ahora lo entiendas todo».

AQUÍ PUEDE LEER LA CARTA EN SU TOTALIDAD