(Foto AFP)

Un día cerrado fue el precio a pagar de un supermercado en Caracas debido al acoso que padeció la rectora del CNE Socorro Hernández. 24 horas sin el tumulto de desesperación por conseguir productos de consumo básico en las afueras del comercio. El espejo de la producción intermitente y la escasez.

Las potencias latinoamericanas decidieron aislar económicamente al gobierno de Venezuela, que dirige un país rico en petróleo ya víctima de una grave crisis. Sin medida, el pronóstico del Fondo Monetario Internacional (FMI) sería el mismo: La economía venezolana seguirá en negativo.

Leer completo en El País

Fuente – El Carabobeño