(Foto @PresidencialVen)

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este sábado que la revolución seguirá peleando por la justicia, la igualdad y el socialismo, “con o sin la OEA”.

“Se está derrumbando la Organización de Estados Americanos (OEA), con la desnaturalización aberrante que le ha impuesto su secretario general, almugre (Luis Almagro). Con o sin OEA, la revolución bolivariana seguirá dando la pelea”, afirmó el mandatario.

Durante un acto con trabajadores en el palacio presidencial de Miraflores, Maduro dijo que Almagro -quien propone la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela- es un “bandido y un traidor”.

“No será suficiente la quinta paila del infierno para que se castigue el deshonor y la traición de Almagro con la causa bolivariana, y su pretensión de agredirla e intervenirla (…) Es un bandido, un traidor”, señaló.

En una carta al Consejo Permanente de la OEA, Almagro pidió el martes último aplicar la Carta Democrática Interamericana y suspender a Venezuela como miembro si no realiza elecciones generales a la brevedad, como reclama la oposición.

Los comicios presidenciales están previstos para diciembre de 2018, mientras que los de gobernadores, que debieron realizarse a fines del año pasado, fueron aplazados para 2017, y aún no tienen fecha.

Julio Borges, presidente del Parlamento venezolano, pidió este sábado a los gobiernos latinoamericanos apoyar en la OEA una solución a la crisis política, económica e institucional de Venezuela.

La misiva de Almagro es una versión actualizada del informe sobre Venezuela que el excanciller uruguayo presentó en junio y que provocó un debate en el organismo, aún sin conclusión.

La aplicación de la Carta Democrática faculta a la OEA a intervenir en casos de grave alteración constitucional y, en última instancia, a suspender al país involucrado.

Según Almagro, el gobierno venezolano “viola con impunidad los derechos de sus nacionales, mantiene presos políticos sólo por el hecho de disentir, tortura, roba, corrompe, trafica drogas y mantiene a su población sometida a la falta de alimentos, de medicinas y de dinero para subsistir”.

PLAN REFORMISTA

Maduro aseguró que un grupo de “traidores”, del que no dio detalles, estaría trabajando en un “plan reformista” contra su Gobierno y contra el socialismo instaurado en el país caribeño desde 1999 con la llegada al poder del fallecido Hugo Chávez.

“Alerta pueblo, alerta chavistas (…) que a Nicolás Maduro le quieren meter una puñalada por la espalda, traidores de nuevo cuño para asumir un proyecto reformista para entregar la revolución bolivariana al capitalismo internacional”, sostuvo.

El presidente venezolano aseveró que algunas de estas tendencias reformistas de derecha están encabezadas por traidores, por lo que llamó al chavismo a desenmascararlos y a seguir por el camino de la revolución.

DIÁLOGO CON OPOSICIÓN

El Jefe de Estado dijo que su Gobierno sigue dialogando con sectores de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pese a que el bloque ha negado la continuidad de dichas negociaciones que empezaron en octubre con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y se congelaron en diciembre.

“Yo quiero agradecer a los expresidentes (…) a veces vienen en silencio, están tres días aquí y se dan los contactos con los sectores de la MUD”, prosiguió Maduro en alusión a los exmandatarios Martín Torrijos (Panamá), Leonel Fernández (Dominicana) y José Luis Rodríguez Zapatero (España) que operan como mediadores en estos asuntos. (EFE)

Fuente – El Carabobeño