Foto: Archivo

El español Rafael Nadal, nueve veces campeón de Roland Garros, inició este lunes la búsqueda de la décima corona con un triunfo incontestable ante el francés Benoit Paire; 6-1, 6-4 y 6-1, en 1 hora y 52 minutos.

En la Suzanne Lenglen Nadal demostró que llega a París en la mejor forma, después de haber ganado en Montecarlo, Barcelona y Madrid.

“Estoy muy feliz por estar de vuelta aquí después de lo que pasó el año pasado. Es maravilloso sentir el apoyo”, señaló el tenista mallorquín aludiendo a la lesión que le obligó a retirarse del torneo en 2016, antes de disputar la tercera ronda.

El último partido que jugó el español fue hace diez días, cuando el austriaco Dominic Thiem le eliminó en el Torneo de Roma, su única derrota en la temporada de tierra batida. Le permitió regresar a Mallorca y decansar unos días antes de iniciar el desafío de París.

Paire, conocido por su técnica pero también por su irregularidad, nunca tuvo la consistencia para luchar de tú a tú con el rey de la tierra.

“Es un muy buen debut ante una primera ronda que no era agradable. He jugado a un ritmo bueno, lo que he hecho peor es que me he ido cerrando un poco, porque intenté jugarle demasiado a su drive en el segundo set”, analizó el ganador de 14 torneos del Grand Slam en rueda de prensa.

El español jugará en segunda ronda con el holandés Robin Haase, que venció en el arranque al australiano Alex De Minaur.

– ‘El año de más calor’ –

“Si funcionan las piernas y la derecha, todo lo demás acompaña”, señaló Nadal hace unos días. Este lunes mandó con su golpe dominante y demostró que está en un gran punto físico al llegar con comodidad a las dejadas de Paire, que no sabía cómo hacer daño al español, capaz de cubrir toda la pista.

Al final del partido Paire tuvo problemas para sacar por dolores en el estómago.

“He hecho un partido completo, sí claro que tengo que mejorar cosas para el miércoles, como siempre”, añadió Nadal, que volvió a mostrarse sorprendido por el calor que ha hecho en París estos días.

“Es el año que más calor y humedad he notado aquí, es inédito para mí, no había tenido tanto calor entrenando. En algún momento bajará el calor y la bola también bajará de velocidad”, señaló el español, que ganó su último Grand Slam en Roland Garros 2014.

Desde que Nadal aterrizó en París el miércoles el termométro se ha movido cerca de los 30 grados todos los días.

Fuente – El Carabobeño