[ad_1]

Las grandes marcas de ropa deportiva se han enganchado a la tecnología: camisetas, pulseras y relojes inteligentes. New Balance se ha apuntado también a los wereables con el lanzamiento de su reloj inteligente RunIQ, con sistema AndroidWear, y diseñado especialmente para corredores.

La marca estadounidense ha querido ir un poco más allá que sus competidores –AppleWatch Nike+ y Adidas miCoach- equipando a su reloj con el hardware de Intel, el software de Google, y una app de running que le proporciona Strava.

Run IQ incluye GPS interno, monitor de frecuencia cardiaca y un botón específico de medición de los intervalos en la carrera. La batería dura hasta 24 horas con uso estándar, o hasta 5 horas de vida útil si se usa para correr y se activan las funcionalidades de GPS y la monitorización de la frecuencia cardiaca. El reloj está también pensado para deportes acuáticos, ya que capaz de sumergirse hasta 50 metros de profundidad. Eso sí, el precio también está a la altura de las prestaciones. Cuesta 375 euros, el mismo nivel que marca el Samsung Gear S3 o el AppleWatch.

Diseño deportivo

De diseño deportivo, con correa de silicona, corona de aluminio, y una pantalla redonda de 1,39 pulgadas, funciona gracias a un chip de Intel acompañado de 512 MB de RAM y 4 GB de almacenamiento interno.

Vista frontal del RunIQ.

Los corredores pueden sincronizar, almacenar y escuchar música de Google Play desde cualquier móvil Android y permanecer conectados a las notificaciones de su propio dispositivo para recibir respuestas, en tiempo real, o cuando el mismo esté conectado a una red wifi. El GPS incorporado permite el seguimiento de la sesión, la medición del ritmo de carrera y la distancia recorrida, mientras que la función de frecuencia cardíaca es capaz de monitorizar en tiempo real el ritmo cardiaco del corredor.

A través de la colaboración con Strava, RunIQ permite a los corredores subir y compartir los entrenamientos con la comunidad global de corredores.

Fuente – EL PAÍS