De 12.700 empresas industriales que había en Venezuela en el 2007 quedan 4.000 y el 17% de estas compañías no tiene con que trabajar, pero el Gobierno sólo hace mención de 500 industrias que se han paralizado, reveló Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria.

Para Olalquiaga, estas cifras recalcan la falta de condiciones que tiene el país para contribuir con el desarrollo del país, aunado a esto el experto opinó que es necesario que se inicien unas estrategias para la recuperación del nivel adquisitivo y que entre los planes resalten el respeto a la propiedad privada, el Estado de derecho y desaparezcan los controles que entorpecen el libre funcionamiento de las industrias, las cuales saben como trabajar.

La renta petrolera es lo que mantiene vivo al país, más no su capacidad industrial

La duda que se plantea el presidente de Conindustria es que ¿si los 15 motores están funcionando como se dice que hay guerra económica? La renta petrolera es lo que mantiene vivo al país, más no su capacidad industrial. A esto se le suma el déficit de competitividad entre los trabajadores venezolanos que impide tener unos buenos resultados laborales.

Durante la entrevista que se le realizó en Globovisión, se refirió al Dicom como un mecanismo inexistente para las empresas al igual que Cencoex, porque mediante ellos no se obtiene ningún tipo de materia prima a la que se acceda.

Fuente – El Carabobeño