alimentos descompuestos brasil importacion venezuela
(Foto referencial)

Las irregularidades en la importación de alimentos son proporcionales a los índices de escasez registrados en el país. El Gobierno nacional, a través de un convenio de la Corporación de Abastecimientos y Servicios Agrícolas (CASA) y las empresas brasileras JBS y BRF, importó carne y otros productos alimenticios descompuestos. Así lo denunció el diputado opositor Carlos Paparoni, quien agregó que para esa transacción fueron destinados dos mil 100 millones de dólares.

Estas empresas son las principales proveedoras de carne de res, pollo y cerdo del Estado venezolano desde el año 2011. “A partir de una investigación que se desarrolló en Brasil, descubrimos que le cambian la fecha de vencimiento a los productos, y les inyectan químicos -que poseen componentes cancerígenos- para evitar el olor a podrido

El Ejecutivo paga siete dólares por cada kilo de comida que se importa. “Con ese dinero nosotros podríamos producir en nuestros campos, con nuestro ganado y el trabajo de agricultores venezolanos hasta 14 kilos más. Pero ellos prefieren comprar alimentos podridos”. Responsabilizó al presidente de la República, Nicolás Maduro; a José David Cabello, Diosdado Cabello y al general Rodolfo Marco Torres por estas acciones.

Durante la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional (AN), hizo referencia a un presunto caso de corrupción que data de 2012, cuando los buques San Álvaro y Minerva provenientes de Brasil transportaron un total de tres mil 536 contenedores que se extraviaron al llegar a Venezuela. Esto ocasionó que el país deba seguir pagando un alquiler de 200 dólares diarios, ya que los contenedores jamás regresaron a su lugar de origen.

En el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui, mejor conocido como “refinería de José” ubicada en Barcelona, presuntamente podrían encontrase “escondidos entre los árboles” entre tres mil y cuatro mil contenedores refrigerados de alimentos, que corresponderían a los que arribaron de Brasil en 2012 y posteriormente desaparecieron.

En lo que va de año 27 niños han muerto por desnutrición. A su juicio, el mayor delito cometido por el Gobierno chavista es tener al pueblo pasando hambre.

La única forma de salir de la crisis es apostar por lo hecho en Venezuela. Por cada producto que el Ejecutivo importa, se podría producir 16 veces más en el país. “La diferencia es que ellos no podrían embolsillarse la plata”, agregó Paparoni al finalizar su intervención de este martes.

Fuente – El Carabobeño