El cuadro de Emery se consagró campeón pese a complicarse más de lo esperado/ Foto: AFP

El París Saint-Germain se proclamó campeón de la Copa de Francia por undécima vez en su historia y por tercera de manera consecutiva, gracias a una agónica victoria por 1-0 ante el Angers, este sábado en el Stade de France.

Cuando todo parecía apuntar a la prórroga, un tanto en contra de Issa Cissokho en el descuento final (90+1), de cabeza en un saque de esquina lanzado por Ángel Di María y que intentaba rematar Blaise Matuidi, permitió al equipo de la capital llevarse la final.

En el palmarés, el PSG queda como líder en solitario con sus 11 títulos de Copa, dejando atrás la igualdad que mantenía a 10 con el Marsella.

Este trofeo permite a los hombres de Unai Emery terminar con una sonrisa una temporada donde han primado los sinsabores.

El París Saint-Germain ya conquistó este año la Copa de la Liga, superando en la final al Mónaco (4-1), pero en las principales competiciones el balance ha sido decepcionante.

En la Ligue 1, los parisinos fueron segundos y perdieron su corona en beneficio del Mónaco, pero el mayor trauma se dio en la Liga de Campeones, donde fueron eliminados en octavos de final al caer en el descuento del partido de vuelta por 6-1 ante el Barcelona, al que los franceses habían derrotado 4-0 en la ida.

El uruguayo Edinson Cavani no pudo marcar en la final y termina el curso con 49 tantos en 50 partidos oficiales, teniendo en cuenta todas las competiciones. En la Ligue 1 fue de largo el máximo anotador (35), pero se quedó a uno de los 50 goles que logró el sueco Zlatan Ibrahimovic en la 2015-2016.

El Angers, duodécimo de la recién terminada liga francesa, plantó batalla durante todo el partido, pero la final tuvo un desenlace cruel.

Fuente – El Carabobeño