Trabajadores de la planta Johnson and Johnson en Carabobo indicaron que la paralización de las líneas de producción de toallas sanitarias se extenderá por cinco meses más.

El gobierno no ha aprobado las divisas para importar los componentes para la producción, detalló a El Nacional web una fuente ligada a la empresa. En el caso de las toallas para la higiene femenina se necesita un superabsorbente que actúa  para retener el flujo menstrual, pero solo se compra en el exterior.

Un trabajador de la planta aseguró que tienen dos semanas paralizada. Se  habla de que estaremos detenidos por otros cuatro o cinco meses. “No han aprobado las divisas para la materia prima. A veces cuando el gobierno las autoriza, no las liquidan a los proveedores”.

En las próximas semanas se espera que arribe material importado de Colombia para activar la planta de toallitas diarias según detalló la fuente.

A pesar de que Jhonson and Jhonson cubre cerca de 40% de la producción de toallas sanitarias en el país, los trabajadores critican que el Ejecutivo liquide divisas para la importación de productos de higiene femenina y permita la comercialización a precio real y no que sean obligados a venderlos a precio regulado.

En Carabobo, aproximadamente 174 trabajadores dependen de la empresa. La única línea que se mantiene operativa en la empresa es la de hisopos, que ha continuado su ritmo normal de producción.

Con información de El Nacional

Fuente – El Carabobeño