Foto cortesía

El defensor del Pueblo, Tarek William Saab, alertó sobre la impunidad frente a crímenes de odio, tras el ajusticiamiento de del teniente retirado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Danny Subero en Cabudare, estado Lara.

Saab catalogó el hecho como un repugnante crimen y pidió una sanción ejemplar contra los culpables.

A través de Twitter, detalló que la víctima fue salvajemente golpeada por una turba asesina en la urbanización Valle Hondo, que lo torturó a mansalva y luego lo remató de dos balazos.

A la sociedad venezolana, especialmente a las escuelas y medios de comunicación, los instó a hacer frente a este brutal fenómeno.

Fuente – El Carabobeño