Salvador Pérez Clásico Mundial
Salvador Pérez manifestó que su lesión no es de mayor gravedad y espera estar sano para el arranque de campaña con los Reales./Foto: @MLB_VZ

Salvador Pérez confió el domingo en que la lesión en la rodilla izquierda que sufrió en el Clásico Mundial de Béisbol no lo margine del comienzo de la próxima temporada de Grandes Ligas.

El estelar cátcher se lesionó en el segundo partido del torneo, cuando chocó en el plato con Drew Butera, quien es su compañero en los Reales de Kansas City. El receptor venezolano ha quedado fuera del Clásico.

“Dios sabe por qué pasan las cosas, ahora me queda apoyar al equipo desde aquí”, dijo Pérez previo al partido ante México, que define al segundo equipo clasificado a la siguiente ronda. “Me dijo el doctor que máximo en dos semanas estaré bien, no hay un daño estructural, es sólo inflamación con líquido y un golpe en el hueso”.

Kansas City abre la temporada el 3 de abril, frente a los Mellizos de Minnesota.

“Voy a irme a Arizona para ser evaluado pero gracias a Dios no es nada que me vaya a sacar meses, máximo dos semanas y estaré listo para el Día Inaugural”, agregó Pérez. “

Pérez volverá el lunes al campo de entrenamiento de Kansas City, donde le realizarán otra resonancia magnética. El jugador, cuatro veces invitado al Juego de Estrellas y quien fuera el Más Valioso de la Serie Mundial del 2015, dijo estar triste por no seguir adelante con la selección de su país.

“Estoy triste, pero contento a la vez de poder estar apoyando al equipo aunque sea de fuera”, agregó el receptor.

El manager de los Reales, Ned Yost dijo en Arizona que el entrenador de receptores Pedro Grifol y el médico del equipo Nick Kenney pasaron gran parte de la noche hablando con Pérez y con el staff de médicos venezolanos.

Butera estaba tratando de anotar para Italia en la parte baja de la novena cuando ocurrió la colisión. Butera aparentó frenar para limitar el contacto pero cayó sobre Pérez y quedó fuera.

“Hablé con él, es una tremenda persona y uno de los mejores amigos del club. Me dijo que lo sentía mucho y estaba llorando, yo me sentí mal pero así es este torneo, uno representa a su bandera y quiere hacer lo más que se pueda para ganar”, añadió Pérez. “En la jugada él se quería parar pero fue muy rápido y no pudo, así pasa”.

Pérez promedia 137,5 juegos detrás del plato en las últimas cuatro campañas. Hace cuatro años se sometió a una cirugía en la rodilla izquierda.

El año pasado, el venezolano bateó para .247 con 22 jonrones y 64 impulsadas.

LasMayores.com

Fuente – El Carabobeño