[ad_1]

Bixby es la apuesta más ambiciosa de Samsung Electronics en software y servicios de los últimos años. Es un asistente virtual diseñado para controlar el Galaxy S8 a través de la pantalla y de la voz de forma simultánea, transparente y sin trabas. También es el mayor paso de la compañía surcoreana en pos de crear un ecosistema de productos con sentido y un plan de batalla sólido para estar en la carrera de la inteligencia artificial en la que ya están compitiendo Apple, su máximo rival en el negocio de la venta de hardware, y Google

Es ambicioso porque Samsung no ha guardado cautela alguna a la hora de vender las funciones, capacidades y, sobre todo, posibilidades ilimitadas de su asistente. En el futuro, aseguran los directivos de la multinacional, todos los ajustes, aplicaciones y servicios del teléfono podrán ser controlados gracias Bixby. Algo todavía lejos de demostrarse. 

Se fundamenta en cuatro pilares: la voz, la cámara, los recordatorios y una interfaz, que sirve de página de inicio y que aprende del usuario para facilitarle información inmediata según sus gustos, hora del día o lugar en el que se encuentre. Muy parecido a Google Now y su sistema de tarjetas informativas

A diferencia de la competencia, Bixby acepta órdenes mediante la pantalla táctil tras un comando de voz. El usuario puede seleccionar varias fotografías en la galería y enviarlas a un amigo a través de un comando de voz. Una llamada al asistente tiene siempre el contexto de las acciones previas, así que los comandos no deben comenzar y acabar en él como sí ocurre con Siri, el asistente de Apple. 

La cámara también sirve como otro método de entrada de información, ya que es capaz de reconocer ciertos objetos como monumentos, textos en imagen o etiquetas de productos gracias a la cooperación con sus socios  Amazon, Pinterest y Vivino. Es una función muy limitada por el momento, pero podría ser un excelente campo de pruebas en la próxima pelea en la que Samsung tendrá que entrar tarde o temprano: la realidad aumentada, que consiste en superponer elementos virtuales en una imagen del mundo real capturado por una cámara. Tim Cook, consejero delegado de Apple, ya expresó su entusiasmo por las posibilidades que presenta dicha tecnología. 

El contexto y el aprendizaje son fundamentales a la hora de establecer recordatorios con Bixby. El usuario puede pedir al asistente que le recuerde ir a comprar algo y la notificación para llegará cuando salga del trabajo para no interrumpirle. Funciona también dentro de aplicaciones. Por ejemplo, si estableces un recordatorio para acabar de leer un artículo, Bixby te lo abrirá en la misma posición.

Ambicioso, pero muy limitado todavía 

Samsung ha puesto toda la carne en el asador con Bixby. Es una gran apuesta para la multinacional que ha dedicado un botón dedicado en su teléfono estrella solo para invocarlo. 

“Es ambicioso, pero los fabricantes Android tienen que innovar en este aspecto si quieren ofrecer algo diferente en el software“, dice Jan Dawson analista de Jackdaw Research. “El problema es que la mayoría de ellos no son muy buenos desarrollando sus propios programas y servicios. Si Bixby resulta tan bueno como dice Samsung, representará un gran progreso en comparación a lo que han realizado en el pasado”.

Los directivos de Samsung hablan siempre del potencial de Bixby y de su futuro. Pero cuando haga aparición el 28 de abril junto al Galaxy S8 y el Galaxy S8+, será un asistente mucho más limitado que Siri o Assistant y no estará en español durante sus primeros meses de vida. Además, el fabricante surcoreano tendrá que mejorar Bixby sin controlar la plataforma. 

Bixby es un asistente mucho más limitado que Siri o Assistant y no estará en español durante sus primeros meses de vida

“Samsung lo tendrá cuesta arriba, ya que no controla el sistema operativo como lo hace Apple y Google”, dice Dawson. “Tendrán que esforzarse y destinar muchos recursos para convencer a los desarrolladores para que personalicen sus aplicaciones para ellos. Será muy complicado y sin ellos el asistente no será muy útil”. 

De momento, Bixby está limitado incluso en el portfolio de aplicaciones de Samsung, ya que solo es capaz de comandar las aplicaciones más básicas como la de teléfono, cámara, galería, ajustes y mensajes. 

“Puede que a Samsung le baste con integrar Bixby en sus aplicaciones para estar con una posición relevante en la próxima gran carrera de la información y la inteligencia artificial debido al inmenso número de dispositivos que venden”, dice Neil Shah, director de investigación en Counterpoint. 

Pese a estos problemas y desafíos, el mayor reto para Samsung será hacer que los usuarios usen a menudo la voz para usar el smartphone o acceder a los servicios en la nube. Las funciones de los asistentes todavía son limitadas y distan mucho de la magia que las compañías pretender vender con ellos. El reconocimiento de voz todavía no tiene la precisión adecuada para ser empleado sin fallos ocasionales o recurrentes y los asistentes todavía no son capaces de entender la situación del usuario. No son capaces de comprender el contexto como una persona.

“Los asistentes prometen mucho pero suelen quedarse cortos”, dice Dawson. “Creo que muchos usuarios han probado y abandonado los asistentes virtuales debido a alguna experiencia frustrante con ellos”.

Fuente – EL PAÍS