Wissam Ben Yedder marcó por el Sevilla/Foto: AFP

El Sevilla salvó un punto en Mendizorroza ante un aguerrido Alavés con más corazón y ocasiones, aunque el choque concluyó con un empate a uno con goles del francés Wissam Ben Yedder y el serbio Aleksandar Katai.

Los locales estuvieron a punto de darle la vuelta al partido en una segunda mitad en la que los cambios del argentino Mauricio Pellegrino volvieron a dar resultado con la entrada de Aleksandar Katai y el paraguayo Óscar Romero, que revolucionaron el partido.

El Sevilla jugó a rachas y aprovechó un error defensivo local para adelantarse en el encuentro con un buen gol de Ben Yedder en una tranquila primera mitad.

El choque arrancó con ritmo y, casi sin asentarse los equipos en el terreno de juego, el Alavés tuvo la primera ocasión a los dos minutos del inicio con un disparo de Manu García en la frontal del área tras recoger un rechace, pero fue desviado por la zaga sevillista.

Vitolo dio la respuesta en el minuto 4, pero no consiguió cerrar su remate, que se perdió junto al palo izquierdo de Fernando Pacheco.

Tras los primeros chispazos, el Sevilla intentó llevar la iniciativa, aunque el conjunto vitoriano, bien plantado, impidió que los del argentino Jorge Sampaoli pudieran circular el balón con comodidad.

De hecho, fue el Alavés el que estuvo más cerca de inaugurar el marcador en el minuto 15 del encuentro a través de testarazo del brasileño Deyverson en el segundo palo, que remató por encima de la portería un gran envío de Kiko Femenía.

Unos minutos después, en el 23, Ben Yedder estrenó el luminoso con un disparo cruzado que supero a Pacheco y culminó una jugada que arrancó con una recuperación de Pablo Sarabia en el centro del campo que condujo el balón hasta filtrarlo para el delantero sevillista, que no perdonó en su primera ocasión.

A pesar de recibir el gol, el conjunto local continuó con su planteamiento y no dejó de entorpecer a los andaluces en el centro del campo, aunque careció de contundencia en las segundas jugadas tras el balón parado, por donde llegaron las mejores oportunidades para los vascos.

En el minuto 39 Iborra desperdició un contragolpe andaluz que se originó con una recuperación Steven N’Zonzi, pero el capitán sevillista no se pudo acomodar correctamente el balón sobre la pierna derecha y su disparo se marchó fuera.

Sin embargo, eran los babazorros los que llevaban la iniciativa del partido y los que conseguían aproximarse a la meta de Sergio Rico gracias a su constante presión ante un Sevilla, que espero atrás y no quiso arriesgar con el marcador a favor.

El colegiado señaló el túnel de vestuarios con 0-1 para los sevillistas que aprovecharon su ocasión tras un error local en el medio campo y se llevaron demasiado premio tras un disputado primer tiempo.

Tras el paso por vestuarios el Sevilla corrigió posiciones y el Alavés tuvo mayores complicaciones para elaborar sus jugadas de ataque.

El Alavés lo intentó por ambas bandas, pero fue Ben Yedder el que dio el primer aviso de la segunda mitad (minuto 49) con remate que se marchó por encima de la portería vitoriana tras un buen pase de Sarabia.

La más clara para los locales estuvo en las botas de Gaizka Toquero en el minuto 53. El vitoriano se llevó el balón con dificultad tras una serie de rechaces y después de una pared con Ibai Gómez su remate acrobático se fue por encima de la meta de Sergio Rico.

El Alavés siguió creyendo y en la jugada posterior Víctor Camarasa lo intentó con la derecha desde el balcón del área, pero su disparo se fue rozando la cepa del palo izquierdo del portero sevillista.

Los locales volvieron a enseñar los dientes y embotellaron a un Sevilla que, a pesar de todo, se mostraba cómodo con el resultado, 0-1, y esperó su oportunidad acumulando jugadores en su campo.

Los de Mauricio Pellegrino no cejaron en su empeño de conseguir el empate y Gaizka Toquero estuvo a punto de conseguirlo, pero su estirada en el segundo palo no llegó a empujar el balón en el minuto 62.

El técnico argentino quiso ir a por el partido e introdujo al paraguayo Óscar Romero y al serbio Aleksandar Katai con la intención de mantener la frescura en los jugadores de ataque de la escuadra alavesa.

El Alavés encontró la recompensa y el técnico argentino volvió acertar con los cambios ya que Katai empujó un balón a la red después de rechace que se produjo a pase de Óscar Romero, en una de las primeras intervenciones de ambos (minuto 74).

Vicente Iborra estuvo a punto de aguar la celebración del empate en la grada de Mendizorroza en la jugada posterior al gol local, pero su remate desde la frontal del área se fue por encima del larguero de la puerta de Fernando Pacheco.

En el minuto 83 Sergio Rico evitó el segundo gol del Alavés con una gran parada a un lanzamiento de falta de Katai desde el pico del área que se introducía por la escuadra derecha del portero del conjunto andaluz.

En el rechace, Deyverson tampoco logró batir a Rico y su balón se estrelló en el larguero.

El portero sevillista volvió a salvar a su equipo al despejar un remate del delantero brasileño en el minuto 86 que se revolvió dentro del área, pero no pudo dirigir el balón con todo a favor para él.

El Sevilla no había dicho su última palabra y en el descuento Stevan Jovetic estuvo a punto de sentenciar el choque con un gran disparo con la pierna derecha que rozó la escuadra de Pacheco.

Fuente – El Carabobeño