Foto referencial

Directivos del Sindicato Único Nacional de Médicos y Médicas de Venezuela (Sunamed) rechazan las declaraciones ofrecidas por José Ramón García, coordinador de posgrado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en un diario de circulación nacional, en las que asegura que en febrero se graduó una promoción de 5 médicos que estudiaron Medicina Integral Comunitaria en la Universidad Bolivariana y no recibieron la formación en Pediatría.

Luis Reinaldo Blanco López, presidente del Sunamed, manifestó su desacuerdo con lo dicho por el especialista quien destaca que todo médico necesita una formación pediátrica antes de cursar la subespecialidad para tratar a los bebés hasta los 28 días de nacidos.

Blanco López exigió a José Ramón García, coordinador de postgrado de medicina de la Universidad Central de Venezuela, respetar al gremio y retractarse sobre lo dicho y califica a los egresados como “médicos exprés”.

Blanco López, acompañado por los miembros de Sunamed, Antonio Gutiérrez, Aibel Guerra, Soilibeth Rivas, Eugenia Zea y Verona Mejías, dijo representar a 70 mil médicos del país. “Y sepa que sus mentiras tienen que aclararse, ya que estos médicos que llegaron a la Maternidad Concepción Palacios por tres años recibieron estudios de alto nivel y fueron preparados con médicos de alta experiencia, egresados de las universidades tradicionales desde hace muchísimos años atrás”, recalcó Blanco.

El presidente de Sunamed insiste en que si estos doctores no tuviesen preparación es imposible que se hubiesen podido graduar en un posgrado de tan alta importancia. “Y los neonatólogos son necesarios en este país, y cualquier médico que sea egresado de los programas de postgrado debe ser respetado por cualquier ciudadano, aunque tenga un cargo de postgrado en la UCV”.

Otra exigencia del gremio sindicalista al Ministerio del Poder Popular para la Salud que cese el descuento del Impuesto Sobre La Renta (ISLR) en el cálculo del 14 y 15%, ya que esto se encuentra fuera de ley, la cual establece que el descuento máximo debe ser del 10% sobre el salario normal, los cuales oscilan entre 70 y 80 mil bolívares.

Fuente – El Carabobeño