Qin Shen fue expulsado el 11 de marzo cuando pisó el tobillo del belga/ Foto: Archivo

Un jugador chino del Shenhua Shanghai ha sido sancionado con seis meses de suspensión por la Federación China de Fútbol (CFA) por su agresión al belga Axel Witsel, una acción por la que ya había sido sancionado por su propio club.

El pasado 11 de marzo, durante el partido que enfrentó al Shenhua Shanghai y al Tianjin Quanjian FC, el club del norte del país en el que juega Witsel, el centrocampista Qin Sheng fue expulsado después de haber pisado violentamente el pie del belga.

El jugador ya había sido suspendido por tres partidos por la Super Liga China (CSL) y su club le multó con 300.000 yuanes (40.777 euros), una cantidad enorme para un futbolista chino.

Pese a estas sanciones, la federación decidió endurecer el castigo , privando a Qin de poder jugar durante los próximos seis meses, hasta el 11 de septiembre, además de una nueva multa de 120.000 yuanes (16.150 euros) por su pisotón “malintencionado” que ha tenido “un enorme impacto y deplorable en la sociedad”.

“El club afectado debe reforzar seriamente la educación de sus jugadores y de sus técnicos, mejorar su comportamiento en su terrenos y cesar las violaciones del reglamento”, declaró el responsable de la comisión disciplinaria de la Federación Wang Xiaoping.

El Shanghai Shenhua ya había denunciado el carácter “abominable” de la acción de Qin Sheng y le amenazó de acabar con su carrera, dejándole en el banquillo, “si no corrige” su comportamiento.

Fuente – El Carabobeño