El aumento del precio de los alimentos es el que más afecta a los consumidores. (Foto Referencial)
El secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, Omar Dàvila propuso la creación de una Junta Nacional de Emergencia Económica que sirva para tomar las medidas pertinentes a fin de frenar el incremento desmesurado de la inflación que golpea diariamente el poder adquisitivo de los venezolanos.
El diputado a la Asamblea Nacional mostró su preocupación porque la recién elegida  Asamblea Nacional Constituyente se ha convertido en una especie de “tribunal de inquisición” inhabilitando y persiguiendo a los alcaldes que fueron electos legitimamente por la voluntad de los venezolanos,  por el sólo hecho de incumplir las órdenes de Miraflores de suspender las acciones de calle en sus municipios.
El dirigente político de oposición mostró preocupación ante los “desmanes” que está ejerciendo la recién elegida Asamblea Constituyente que “lejos de ser un foro para la reconciliación e instrumento para la búsqueda de soluciones concretas a los graves problemas que confrontan los venezolanos en la actualidad, se ocupa de seguir cumpliendo con los lineamientos ordenados por la doctrina Castro comunista de acabar con el país a como dé lugar”· 
Dávila objetó que mientras los constituyentistas se abocan a continuar destruyendo el país, la Canasta Básica Alimentaria sigue creciendo a un ritmo demoledor aumentando este mes Bs. 213.000, lo que representa el sueldo integral que percibe un trabajador en Venezuela, dando pié  a esa nueva y única clase social que en Unidad Visión Venezuela hemos denominado “los precarios”, integrados por casi 13 millones de personas a las que no les alcanza su sueldo formal para vivir, tal como lo refleja las cifras del INE”.
El parlamentario detalló que a través de charlas, foros y asambleas, la organización política que representa emprenderá una cruzada nacional, por todos los rincones del país –junto a especialistas y la estructura del partido- para avanzar en esas soluciones que necesitan los venezolanos en materia económica, de salud, de seguridad y alimentación. 

Fuente – El Carabobeño