(Foto Twitter)

Voluntad Popular participará entre sábado y domingo en el proceso de renovación de partidos políticos puesto en marcha la semana pasada en Venezuela, criticado por chavismo y oposición.

“Estamos preparados para vencer los obstáculos del Consejo Nacional Electoral (CNE). Nosotros elegimos la vía de la presión y de la lucha”, dijo a periodistas la víspera el diputado Luis Florido, uno de los principales dirigentes de Voluntad Popular.

Un total de 59 agrupaciones políticas deben registrarse nuevamente ante el CNE por no haber participado en las dos últimas elecciones o no lograr el 1% de los votos emitidos. La tolda naranja acudió a los comicios más recientes, las parlamentarias de 2015, bajo la tarjeta de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Para ello, deberán recoger firmas equivalentes al 0,5% del padrón electoral en 12 estados, en un lapso de dos días por agrupación.

Éste es el segundo de los diez fines de semana previstos para el proceso, cuyos resultados se conocerán cuando sea completado.

No tendrán que relegitimarse el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ni la MUD, aunque sí los movimientos que integran esa alianza.

Partidos chavistas y opositores han criticado las condiciones establecidas por el poder electoral, considerándolas imposibles de cumplir.

El pasado jueves, aliados del gobierno del presidente Nicolás Maduro, como el Partido Comunista (PCV), impugnaron el procedimiento ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al sostener que terminará ilegalizándolos.

La mayoría de formaciones estima insuficientes las máquinas de registro de huellas dactilares dispuestas por el CNE. Pese a ello, la MUD no ha ejercido medidas ante el TSJ, al que acusa de servir a Maduro.

Fuente – El Carabobeño