[ad_1]

César Sequera Ramos || @CSequera11

Batear una recta de 95 millas, mantenerse en la banca sin saber cuándo vas a jugar o no tener una posición clara, no se compara lo que vivió Wilmer Flores en el arbitraje. El infielder, que no pudo llegar a un acuerdo con los Mets de Nueva York, tuvo que ir a complicado proceso judicial que determinará el sueldo que ganará en 2016.

No fue algo sencillo, aunque así lo parezca. Incluso, Flores afirma que fue “una de las cosas más difíciles” en su carrera en el béisbol. “Fue difícil”, aseguró el joven al medio estadounidense NJ.com.

Afortunadamente para Wilmer Flores, ganó su caso de arbitraje y devengará los 2.2 millones de dólares que estaba solicitando y no los 1.8 millones de dólares que los Mets le estaba ofreciendo.

“Estábamos confiados y ganamos”, agregó Wilmer Flores que solamente consiguió un sueldo de 526.014 dólares en la zafra 2016. “Es algo que mi equipo (De consultores) estábamos confiados y ganamos”.

La temporada pasada fue complicada para un joven que solamente disputó 103 encuentros y ocupó el incómodo rol de utility.  Sin embargo, dejó promedio de .267 con 16 cuadrangulares y 49 carreras remolcadas para ayudar a los Mets a llegar a postemporada.

Para 2017, y ya con las negociaciones económicas en el pasado, Wilmer Flores no espera mayores cambios en sus responsabilidades del equipo. “Pienso que va a ser como el año pasado. Solo esperar una oportunidad y jugar”, concluyó.

Fuente – MEREDIANO