Foto: Las Mayores

Los Rays vieron algo alentador el jueves previo a su juego ante los Marlins en el Tropicana Field: Al venezolano Wilson Ramos agachado detrás del plato atrapando bolas.

“Ha recibido el visto bueno para comenzar a hacer algunas actividades en la receptoría”, dijo el manager de Tampa Bay, Kevin Cash, acerca de Ramos. “Ha estado haciendo swings con un soporte. Aún es muy temprano, pero siempre que lo vemos en el terreno, es motivo para emocionarse”.

Ramos sufrió un desgarre en la rodilla derecha el 26 de abril y dedicó todo el invierno a recuperarse de una cirugía. El 12 de diciembre, firmó con los Rays por dos años y US$12.5 millones. No se sabe cuándo esté listo para hacer su debut con Tampa Bay.

De su parte, Ramos dijo que la rodilla “se siente de maravilla”.

“Ojalá la próxima semana empiece a participar en sesiones del bullpen y a hacer más actividades en la receptoría”, dijo Ramos, de 29 años de edad.

Ramos agregó que ha estado haciendo tiros tres veces a la semana. Su regreso, aunque sigue en veremos, le crea un dilema interesante a los Rays. El oriundo de Valencia bateó .307 con 22 jonrones y 80 remolcadas por los Nacionales de Washington la temporada pasada. Por lo tanto, Tampa Bay querrá contar con su bate en el lineup. Con ese fin, ¿lo activarán primero como bateador designado?

De apresurarse para volver más pronto, Ramos corre el riesgo de no estar listo para jugar como receptor. No hay duda de su preferencia.

“Quiero estar detrás del plato”, dijo Ramos. “Sé que puedo fungir como BD aquí, pero más que ser designado, quiero estar detrás del plato”.

Con información de Las Mayores

Fuente – El Carabobeño